You’re The Reason I’m Leaving…

Hay un gran problema con esta chica: su incapacidad para comunicarse con los demás. Quiere ser entendida pero parece no encontrar las palabras a la hora de hablar y entonces parece también que, en ese momento, *los demás* hacen corto y no entienden ni el más mínimo gesto. Por resultado tenemos ¡un grupo de idiotas! Sin embargo, creo que lo peor del caso es que la chica a veces ni se esfuerza por lograr esta comunicación. Así que al final no importa.

You’re so awkward just like me
But I don’t care

I am leaving
Yes I leave it all to you

I’m the reason you’re leaving

 

Anuncios

2 comentarios

Ser o no ser…

Decisiones, decisiones; hay un millón de decisiones que podríamos tomar en un sólo día: desde, qué pie vas a mover primero para iniciar tu caminata hasta, si vas a presionar o no ese gran y brillante botón rojo que tienes delante de ti que dice “Destrucción del mundo”. Todo depende de ti y tu conciencia, no debería ser tan difícil tomar una decisión ¿o sí? Digo, todo lo que haces tiene consecuencias, claro, podrías llegar al metro y tomar ese hermoso asiento vacío que viste casi llamándote, sentarte y quedarte dormido, y entonces podría llegar una anciana con un problema en las piernas que desesperadamente necesita sentarse pero todos los asientos están llenos, así que se queda de pie sufriendo, lo que una semana más tarde le hará perder las piernas, por lo que no podrá seguir trabajando en aquella construcción donde carga bultos de cemento y por lo tanto no podrá alimentar a sus quince nietos que fueron abandonados por sus padres que se fueron a “buscar una vida mejor” a no sé qué cloaca a miles de kilómetros de aquí, entonces los niños morirán de hambre y ¡toda la culpa será tuya por tomar el mugroso asiento y quedarte dormido!

Admito que sería difícil tomar cualquier decisión pensando cosas así… pero absurdos aparte, no veo por qué es tan difícil decidir “¿qué vamos a desayunar?” una tranquila mañana de domingo… y de cualquier otro día.

¿Es tan malo decir “¡quiero huevos estrellados!”? Sí, lo es. Porque el que te preguntó hará una mueca de desaprobación y tú te enojarás y pensarás, “¡entonces deja de preguntarme y decide de una puta vez lo que quieres desayunar!”

——————-

Uff… hacía tiempo que no escribía nada aquí… es que no podía decidir entre qué escribir (?).

1 comentario

Continuación

Para alguien como yo la vida en la escuela es simplemente monótona. A diario el mismo camino, los mismos amigos, las mismas bromas, lo mismo, lo mismo, y más de lo mismo. Sólo de vez en cuándo algo extraordinario viene a condimentar el día y a hacerlo memorable, por bien o por mal.

Hoy, como era de esperarse, todo avanzaba con esa normalidad a la que estoy tan acostumbrada, que ni siquiera le presté atención a ese hombre que se dirigía al penúltimo salón del segundo piso del tercer edificio.

¿Qué pasaba en el penúltimo salón del segundo piso del tercer edificio? No lo sé.

El hombre de ingenio agudo y sonrisa un poco malévola, pero siempre con buena vibra, que conocí hacía apenas unos tres años, estaba allí, pero la sonrisa y la buena vibra se habían borrado de su cara ahora lampiña, porque de paso su característica barba se borró también.

Los jovencitos que antes salieran alborotados de ese salón, ahora aparecían cabizbajos, hablando quedito, abrazándose y hasta llorando. Puros malos presagios. El nerviosismo se apoderó de mis piernas y mis brazos.

Uno, dos grupos más y el resultado fue el mismo. Una sentencia seguro fue dictada en ese salón.

¿Qué pasaba en el penúltimo salón del segundo piso del tercer edificio? Ahora tenía miedo de averiguarlo.

Una vez que los últimos rayos del sol desaparecieron, él salió por fín de allí y, fue sólo por un instante pero, pude ver la cara afligida de ese hombre, ese hombre al que hubiera imaginado en cualquier situación, menos en la que podía ver en ese momento. Aún con su paso rápido, en su perfíl pude distinguir sus labios temblorosos y sus lágrimas cayendo.

Atrás sus alumnos también llorosos, le aplaudían y coreaban su nombre. Fue sólo un momento, pero antes de que él desapareciera en las escaleras, yo ya estaba llorando con todos ellos y asumiendo lo peor.

¿Qué pasó en el penúltimo salón del segundo piso del tercer edificio? No lo sé y me da un poco de miedo averiguarlo.

Sé que eso me supo a otra despedida… y aunque preferiría no pensarlo, esta podría ser permanente.

Y así es como una tarde te toca ver a quien creías inmortal, caer primero.

Deja un comentario

Interrupción

Hará algo así de dos meses que conocí a este hombre. Gentil como ninguno y tan parecido a un niño. Era impensable que él conociera la furia, así como parecía ya no conocer las buenas noches de descanso. Había algo muy cálido en él, muy humano y a la vez irreal. No tardó en arraigarse en mi cabeza como una idea que debe ser desarrollada, como un tema sobre el que se debía reflexionar e investigar. Fuera del método y las teorías, la realidad es que su sola imagen me hacía feliz. No creo que muchos lo entiendan, por eso no se lo comentaré a muchos. Tenía tantas dudas que resolver, pero en dudas se quedarán. “Efimero”, creo que le llaman. Como despertar de un buen sueño.

Ya puedo ver las tardes en que me imagine su silueta corriendo de un lado a otro mientras su remplazo habla con voz apagada.

Por supuesto que puedo vivir con ello. Pero gracias destino, suerte, karma, Dios, o como te llames, que nunca dejas al mundo escaso de cursilerías y emosidades.

Deja un comentario

I say take me out

No me aturde la idea de los que ya se fueron, ni de los que se quedaron y ni siquiera he pensado en los que posiblemente vengan. Tampoco me aturde que me encuentre en medio de habladores posiblemente mucho más listos que yo. No quiero ni pensar en la dependencia que está empezando a molestarme. No quiero empezar a molestarme por la impertinencia que ha estado allí desde hace tiempo. Esta vez no hay nada que vaya a intentar cambiar de mí. No quiero dar respuestas, ni siquiera oir preguntas. Trataré de ignorar esa falta de comprensión que parece querer quedarse. Tal vez pase por alto que ya ni la música está haciendo efecto. Puede que intente ignorar esa extraña mediocridad que flota por ahí. No me importa lo mucho que pueda oir. No quiero saber nada sobre esas cosas.

Lo único que quiero es tomar un lugar en donde se supone debo estar. Lo demás vendrá en su momento.
Y tal vez en su momento recupere el ánimo.

Deja un comentario

Traducción #33: LAST ALLIANCE – Prometheus

La vieja leyenda griega cuenta
sobre un guerrero que defendió sus creencias.
Aquél que opuso justa resistencia
al poderoso dictador.

“Aquellos con previsión” se prepararon solos para su destino, pero
por nuestra santidad, extinguimos la llama.

Prometeo, el fuego que nos diste
taladra al corazón que engendra la guerra.
Nosotros fuimos los que cambiamos.

“Igualdad” sin diferencias sociales
y una ideología de uniforme “equidad”.
Una utopía donde la desilusión y la confrontación no existen.

Las armas blandidas para preservar la vida son
reducidas a meras herramientas en la lucha por los derechos.
La ideología del entendimiento mutuo conduce a la guerra.

Incluso si ya ni siquiera queda la esperanza dentro de la caja de Pandora
cargada por los niños que abarrotan las calles
Prometeo, tú elegiste este mundo,
¿nos dirigimos hacia el futuro que querías?

En las tierras del este hace eco el sonido de aviones de combate.
Las minas terrestres matan indiscriminadamente.

Avanzamos hacia múltiples mundos paralelos.
Allí, confío en que la esperanza ahogará a la violencia.
Prometeo, con la flama que nos diste
hoy y mañana caminaremos por el difícil sendero que ilumina.

En realidad estaba buscando la traducción de “Jouka”, pero en su lugar me encontré con ésta (aquí está en inglés -aunque también está en ese video de youtube-) y bueno… es LAST ALLIANCE, las traducciones de sus canciones son… um… *difíciles* de encontrar (?), así que no pude resistirme.
No estoy segura de qué tan buena sea la traducción en inglés. A la mía le quité o agregué alguna palabrilla por aquí o por allá para que se leyera mejor (o al menos no tan mal -,-); hice lo que pude ^^u.

Ahh~~, recuerdo cuando me traumé con esta banda *aquí van las seniles historias (?)*, sobre todo con el disco de “Me and your borderline” (es genial). Esta era una de las canciones que repetía y repetía y repetía y… de hecho por ella me puse a investigar quién era Prometeo (porque recordaba haberlo oido antes) y gracias a eso pase un examen de la clase de literatura (?). Oh, sí, qué tiempos aquellos…

¡Ah! Sólo por si las dudas ^^u, Prometeo es un personaje de la mitología griega. De forma resumida y slimple (o simplona). Un día Zeus (el señor “¡oye, bájate de mi nube!“) decidió dejar a los humanos sin fuego, y entonces el gran Prometeo (un titán) se lo robó del olimpo y bajó corriendo a regresárselos, ¡oh gran benefactor de la humanidad! (aunque parece que en principio todo fue su culpa >_>); entonces Zeus se enojo y mandó a que lo encadenaran a una piedra, ahí a la intemperie, junto al mar, con la insolación, la erosión… y los pajarotes come entrañas. Así se la pasó sufriendo hasta que un día Hércules iba pasando por ahí, lo liberó y vivieron felices para siempre (?). O esa es la versión que yo me sabía :D

Aquí links para los curiosos: Wikipedia (infaltable, ya saben…), una página de mitos (donde les dan muchos otros links), otro mito, Prometeo encadenado de Esquilo -según- (ésta fue la que tuve que leer).

Y ya me alargué bastante ñ_ñ.

, , , , ,

4 comentarios

Frustración

La habitación estaba póbremente iluminada por la luz que entraba por la ventana, proveniente de la luna. En el suelo se alcanzaban a ver montones de papeles, lápices, pinceles y otras cosas regadas. Las paredes estaban manchadas de pintura al igual que su cara. Él era un desastre también. Sus manos estaban sucias y su camisa desabotonada y rota. Sus cabellos revueltos le cubrían los ojos y en sus mejillas se marcaban caminos formados por lágrimas. Su respiración era dificultosa y sus músculos estaban tensos.

Una nube cubrió a la luna y por un momento la habitación quedó en la penumbra. Cuando volvió a brillar él decidió mirar lo que había hecho. Se tranquilizó un poco, dio una fuerte aspirada, cerró los ojos y esperó un instante. Cuando pareció haber tomado una decisión, metió la mano en su bolsillo y sacó una caja de fósforos. Entonces su rostro volvió a ponerse tenso; estaba furioso, estaba demente.

De un movimiento rápido encendió el fósforo y lo arrojó al centro de la habitación.

-¡Que arda! ¡QUE ARDA TODO!

 Pensó que sólo el fuego se llevaría ese sentimiento que oprimía su pecho.

Deja un comentario

Traducción #32: BUMP OF CHICKEN – Laugh maker

El sonido de alguien llamando a la puerta resuena en esta habitación empapada de lágrimas.
A pesar  de que no quiero que nadie me vea así, qué diablos ¿quién es?
“Nadie importante, aunque me han llamado “Laugh maker”
He venido a traerte una sonrisa. Hace frío, por favor, déjame entrar”

¿”Laugh maker”? ¡No me fastidies! ¡No recuerdo haber llamado a alguien así!
No me importa; sólo desaparece. Si te quedas ahí no podré llorar ¿o sí?

Lu-la-la-lu-la Lu-la-la-lu-la

El sonido de alguien llamando a la puerta vuela a través de está inundada habitación.
¿Ese bastardo me sigue acosando?  ¿No le dije que desapareciera?
“Eres la primera persona que me dice cosas así desde que nací.
Me puse muy triste. ¿Qué debería hacer? Siento que voy a llorar.”

¿”Laugh maker”? ¡No me fastidies! ¡No puedo hacer nada si quieres llorar!
¡Yo soy el que quiere llorar! ¡No recuerdo haberte llamado!

Lu-la-la-lu-la Lu-la-la-lu-la

Dos voces lejanas llorando…

Espalda con espalda, separados por una puerta, hipo mezclado con sollozos.
Espalda con espalda, abrazando nuestras rodillas, lloramos completamente exhaustos.
Laugh maker, ¿Incluso ahora intentarás hacerme reír?
“Es para lo único que vivo. Si no puedo hacerte reír, no me iré.”

Creo que te dejaré entrar ahora, pero hay un problema.
La puerta no se abre. Hay demasiada presión por las lágrimas acumuladas.
Fuérzala desde tu lado; ya le quité la llave.
Sí o no, ¡di algo!

¿Qué pasa? Oye, no me digas que…

¿”Laugh maker”? ¡No me fastidies! ¡Me acaba de dejar solo!
¡No le importó y simplemente se desvaneció! ¡Me traicionó justo cuando confié en él!
¿”Laugh maker”? ¡No me fastidies! El sonido de la ventana contigua rompiéndose…
Con un tubo de metal y una cara llorosa “Te traje tu sonrisa”.

Lu-la-la-lu-la Lu-la-la-lu-la

Sacó un pequeño espejo y lo puso frente a mí diciendo
“Esta es tu llorosa y sonriente cara”

Estaba impactado, pero ciertamente, estaba sonriendo.

Ah~~. Esta canción es uno de mis nuevos traumas desde hace un par de días. La busqué porque una amiga la mencionó y la primera vez que la escuché fue en un MAD de Hetalia, con China y Rusia como protagonistas (que por alguna razón quedaba genial, sobre todo por lo del tubo de metal xD).
“Laugh maker”, por si hay dudas, es como “fabricante de sonrisas”, pero creo que suena mejor así. Y ese “¡No me fastidies!” es en realidad como un “¡No me jodas!” o un “¡No bromees/juegues conmigo!”, pero no quise usar ninguna -,-u.

Por cierto, me gustaron mucho las canciones de BUMP OF CHICKEN o.o, la voz del cantante sobre todo~.

Deja un comentario

Delirio

Todo empezó como un delirio. La chica no tenía idea de lo que hacía, su mente estaba nublada; ocupada por cosas que no tenían relación alguna, mientras su cuerpo se movía como el de un autómata. Su vista estaba perdida y sonreía maliciosamente.

Debajo de ella estaba un cuerpo inerte. No era un cadáver, pero poco le faltaba para serlo. Parecía un títere con los hilos cortados. Su rostro, manchado de sangre, no mostraba ninguna expresión; sólo la miraba fijamente.

Ella en su locura jugaba con un cuchillo. Lo miraba como si entre sus manos hubiera un objeto precioso. Luego lo deslizaba sobre la piel del muchacho y trazaba figuras improvisadas que veía como espejismos.

Su pecho estaba ya abierto. La sangre se esparcía por todas partes.

La chica miró su mano bañada en el líquido rojo. La contempló como si le fuera ajena hasta que de un momento a otro sus ojos se abrieron como platos y su gesto de locura se convirtió en horror. Miró al muchacho atónita, llevándose la mano a la boca y manchándose con su sangre. Las lágrimas se le escapaban mientras las palabras se negaban a salir.

El muchacho que no dejó de mirarla ni un momento sonrió con incredulidad. Alargó la mano hasta alcanzar la de la chica que aún sostenía el cuchillo e hizo que le apuntara al corazón.

-No… no…

El muchacho sonreía aún.

-Mátame…

-No… -sollozaba la chica.

-Mátame… MÁTAME, ¡YA!

Afuera el día era soleado y la gente caminaba distraídamente. El eco de un grito les llegó como un murmullo que se perdió entre el sonido de los autos. Nadie tuvo nunca idea de lo que ocurrió en el tercer piso del edificio G, que estaba en la calle S… Todos siguieron con sus vidas, distraidamente.

Deja un comentario

Bohee~~

Uno de esos intensos conciertos de Lizt. Me hubiera gustado estar ahí...

Y por fín leí el manga de Nodame Cantabile. Cómo me encanta esa historia…
En realidad leí hasta el capítulo 136, que es donde terminan el anime también (No hay diferencias TAN grandes entre ellos). Auque hace no mucho se dio fín oficial al manga con el tomo 25 (146 capítulos según myanimelist), pero ese no lo encontré >_>, así que por ahora me conformo.

Esa imagen de arriba me hizo mucha gracia xD

Deja un comentario