El mes de la…

Antes de venir a colgar una bandera en mi hogar, denme en lugar de un país, una patria a la que esté orgullosa de llamar de esa forma.

¿”Denme”? Pero si es usted quien debe crearla.

Es cierto, crearla cada día en silencio, demostrando en lugar de hablando, sin salirme de la pequeña trinchera en la que trabajo, cada día con el sudor de mi frente, sin importarme las penas que deba pasar para sobrevivir con lo poco que gano, resignándome a que de eso me hayan robado la mitad. Haciendo lo mismo cada día, porque la patria que quiero se construirá mientras más mártir me haga. Seguir hasta que mi espalda se encorve y mis manos duelan cuando haga frío y mis piernas apenas puedan con su propio peso; y mis hijos crezcan con la misma idea en la que yo trabajé tanto, repitiendo uno por uno mis pasos.

Por supuesto. Así debe ser.

Porque mientras yo tenga una casa, un teléfono celular, una televisión y comida a diario, lo único que me importa es que usted no se interponga en mi camino al trabajo. Porque ¿cuál es la necesidad? ¿No ve que yo sí estoy haciendo mi parte para lograr esa patria? No me haga perder el tiempo.

Y la vida continúa como siempre…

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: