The way it is

“¡Qué demonios!” es lo único que alcanzo a pronunciar.
El cielo es hermoso, no recordaba que fuera azul. ¿Hace cuánto que no lo miras tú?
Maldito viento que revuelve mis cabellos, no me deja ver más allá de lo que quiero.
Ese hombre me hace señas, dice que lo conozco.
¡Señor, no insista! no tengo tiempo, una canción me acompaña y se irá si no corro.
¡Rayos! puedo pensar pero no hablar y muchos menos rimar.
¿Usted me ve a mí? Qué manía, si ve hacia arriba seguro se asombraría.
Mis ojos no ven al suelo por vergüenza, ven mis nuevas botas, ¿no ven que me siento casi militar?
Un paso tras otro, no hay prisa.
¿Quién eres? Sé que te conozco pero no lo recuerdo.
¿Acaso no pueden hacer más ruido?
Jueguen con la muerte, al final siempre le terminarán llorando.
Me pregunto en qué piensan. ¿Por qué esas miradas tan soberbias?
¿Por qué todos están tan deprimidos?
Al fín se dieron cuenta de que todo lo que hacen tiene un resultado tan efímero…
¿A eso le llamas “relaciones humanas”?
Si puedes deshechar a alguien tan fácilmente, ¡a la mierda con ellas!
Lo miras a los ojos pero lo engañas, ¿qué te ocurre?
Pero ya verás cuando sientas dolor, ni idea tendrás de lo que pasó.
¿Compasión? Si tú la necesitas bien, pero aparta de mí esa mirada lastimera.
Un pequeño del color de la leche duerme como si nada sucediera a su alrededor.
Me da pena imaginar que tal vez pronto en uno de ustedes se convertirá.
¿Tal vez sea todo un sueño?
“¿Cómo despiertas a alguien desde dentro de un sueño?”
Será como salir de una fantasía y gritar eufórico a la noche.
Tan inexplicable, que sólo puedes reír.
Fue un buen día ¿por qué todo se siente tan pesado?
Recuéstate un rato y mira las nubes pasar.
Un poco de esa chica rara no te hará mal.
¿Duele? Claro que sí…
¿Qué rayos es esto?
Es… es…
¡Qué voluble!
Amigo mío, tranquilo, te acompaño. Grita todo lo que quieras.
Descuida, esto es…
Es…

¡Maldita sea!
Es el mundo, es la gente… son todos… ¡es la vida misma!
Desvaría un poco, deja que tu mente juegue contigo.
Al fín y al cabo ¿qué puedes perder?
¿La vida? Ja, ja, ja

Camarada, esa la perdiste en el momento en que naciste.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: