Complicado

Emoción como esta la veo a diario, en él, en ella… pero no en mí.
Es casi incontenible. Lloro pero no estoy triste. No quiero que se acabe…
Tengo miedo de dormir. No quiero que al despertar se haya ido porque tendría que someterme una vez más a la fría mentalidad que sea adueña de mis horas.

Quisiera correr y contarte todo.
Con ojos lloros y ademanes exagerados.
Disculparme mil veces y  más si es que puedo.
Ver esa expresión tuya y pedirte una sonrisa.
Desearte suerte y dejarte marchar.
Decir “gracias por todo” “no te olvidaré”
Sacudir la mano mientras tu silueta desaparace.

Alguna vez me pasó. Me dormí y cuando desperté el tiempo ya me había dejado atrás.
Me acurruqué abrazando mis rodillas y lloré interminables días.
Pero justo ahora la razón dejó de vigilarme.
Aprovecharé su descuido y correré
tal vez alcance a ese desalmado.

Me basta con verlo delante de mí.
Que corra, que corra, que yo no me detendré.
Me basta con gritarle y que me oiga.

“Ya nos veremos, no dejaré que te burles de mí otra vez”

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: