… Algo

A veces es bastante cansado…

Justo cuando acabas de aprender a caminar, la vida se convierte en una gran carrera. Algunos saben exactamente dónde está la meta… o creen saberlo. Otros se pierden a la mitad y otros sólo corren sin estar seguros de a dónde llegarán.

Corres y corres y sigues corriendo… te caes varias veces, pero no te dan tiempo para tirarte a llorar. “¡Sigue adelante!”, “¡Sigue adelante!”, “Debes seguir adelante!”. El mundo te apremia para que sigas y el tiempo se aleja de ti… no te queda más opción que levantarte y continuar.

Tampoco se te permite mirar atrás. “¡No tiene caso!” dicen. Y así te apresuran más aun.

Seguir adelante… quedarte atrás…
Corre… ¡Corre! hasta que quedes sin aliento, hasta que tus piernas duelan y sientas que estás en tu límite. Corre como si supieras que no llegarás a mañana.

Lo único que nunca te dicen es “Ve a tu propio ritmo”.

Camina un poco… si no sabes a dónde vas no es malo dudar. Si sabes a dónde vas… ten por seguro que llegarás.
Distraéte un poco… ¿sabes? No importa cuánto mires atrás, NUNCA podrás regresar por donde viniste.

¿Por qué no salimos un momento del camino y nos tiramos a mirar hacia la nada?
Cierra los ojos y verás algo…

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: