El pastor debe cuidar más de su rebaño que de sí mismo.

Coinciden tales consejeros en la máxima de Craso y admiten que el rey que sostiene un ejército jamás dispone de bastante dinero; que el rey no puede cometer ninguna injusticia aunque quisiera; que es dueño absoluto de todas las personas y bienes de sus súbditos, y que éstos lo poseen todo hasta que la benignidad real no se los quite; que cuanto menos esté en posesión de los súbditos, tanto mejor será para el soberano, ya que su seguridad reside en que su pueblo no goce en exceso de riquezas ni de libertad, ya que tales cosas hacen a la gente menos paciente para soportar mandatos rigurosos e injustos y, al contrario, la miseria y la pobreza debilitan los ánimos y los hacen pacientes, ahogando en los oprimidos todo espíritu de rebelión.

Imaginad que en tal momento me pongo de pie para protestar y digo: “Son funestos y vergonzosos todos los consejos que acabáis de dar al rey, ya que fuere más honroso y provechoso enriquecer a su pueblo en vez de buscar su propia riqueza. Los hombres hicieron los reyes para su propio bien, no para el bien de éstos; lo hacen para poder vivir tranquilamente de su trabajo al abrigo de dificultades. Es, pues, deber del soberano velar más por la prosperidad de su pueblo que por su felicidad personal, como el pastor, que debe cuidar más de su rebaño que de sí mismo”.

“Aquellos que pretenden que la miseria del pueblo es una garantía de paz para el Estado, cometen un gran error, ya que ¿dónde abundan más las disputas sino entre los mendigos?, ¿quién desea más cambiar el orden social sino aquel a quien desagrada la situación presente? Y ¿no es el más audaz de los revolucionarios aquel que espera ganar algo porque ya no tiene nada que perder? Un rey que sólo es menospreciado o envidiado hasta el extremo de no mantenerse en su trono más que a fuerza de injusticias, expropiaciones y empobreciendo a sus súbditos, procedería mejor abandonando el poder que haciendo uso de tales procedimientos para conservarlo, con los cuales, aunque conserve el título, pierde su prestigio sin duda alguna. Reinar sobre n pueblo de miserables no es propio de la dignidad de un soberano, que tiene el deber de ejercer su potestad sobre una nación rica y feliz”.

“Fabricio, aquel gran espíritu, bien lo sabía al decir que prefería mandar a los ricos que ser rico. Y, a decir verdad, cuando uno vive sólo en el lujo y los placeres mientras a su alrededor todo son lamentos y gemidos, está cuidando una cárcel y no un reino. Por último, así como un médico inexperto no sabe curar una enfermedad sin producir otra, quien no sabe mejorar la manera de vivir de sus súbditos sino privándolos de todas las comodidades de la existencia, carece del derecho de gobernar hombres libres y es preciso que corrija su torpeza y su soberbia, pues estos son defectos que únicamente pueden excitar el odio o el desprecio del pueblo. Que viva honestamente con lo suyo y adapte sus lujos a los ingresos, que refrene los crímenes y aun los prevenga mediante instituciones prudentes en vez de dejarlos crecer para castigarlos después, que no resucite sin motivo las leyes abolidas por el uso y sobre todo aquellas que, olvidadas desde hacia tiempo, que no responden a ninguna necesidad, que jamás exija por ningún delito el pago de cantidades que un juez, en pleito privado, consideraría inicuas y abusivas si  hubieran de ser pagadas a un particular”.

Tomás Moro, Utopía

Anuncios
  1. #1 por AlquimistaMegabyte el julio 9, 2010 - 9:37 pm

    ahhhh cabron!!! , este lugar tuvo un cambio muy drastico , pero te quedo bien chingon , espero tu visita en mi blog y espero que sigas tan bien como hasta ahora

    ATTE .
    Alquimista Megabyte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: